Connect with us

Amores

La crisis de los 40 en el cine

Crisis de los 131834

Los malestares físicos. La falta de vitalidad. La vitalidad correlacional con un estilo de vida armónico y con una vida saludable, no con la juventud. La energía cambia, sí, pero también las necesidades y prioridades. La vitalidad implica un estado de bienestar que incluye factores fisiológicos, psicológicos, ecológicos y sociales que nos generan una mejor relación con el cuerpo, mente y entorno. Ser satélites de los deseos ajenos nos impide usar la energía para lo que queremos y necesitamos. Hemos por primera vez asumir la responsabilidad de cuidar de nuestra salud y de ejercitar algo central para nuestra satisfacción: el control sobre la propia vida. La falta de atractividad.

Vamos a poder señalar de forma bastante clara las principales características. Se llevó 5 Oscars de los gordos, incluyendo mejor película y tuvo una taquilla de millones de dólares, costando solo De cuando los exitazos de taquilla no eran tan caros como ahora. Kevin Spacey tenía 40 abriles cuando se estrenó; el personaje tiene Casado y con una hija adolescente. Atascado en la rutina con su matrimonio y su trabajo. Añorando sus días felices de juventud.

En el caso de las mujeres, el retraso de la maternidad hace que sea frecuente que los hijos también sean pequeños o hayan entrado en la difícil etapa de la juventud, y les resulta difícil conciliar su vida familiar y laboral para dedicarles la atención que necesitan, y no les queda tiempo para sí mismas. Estela Barrachinapsicóloga experta en Terapia humanística, familiar y de pareja, que se ha especializado en ayudar a mujeres de entre 40 y 55 abriles en crisis a reivindicar su filiación y reconectar con ellas mismas, nos propone realizar un trabajo de desarrollo interior y crecimiento personal para grabar a querernos y a cuidarnos y recuperar el control de nuestra biografía. Hay varios desencadenantes, y uno de ellos es que las mujeres a veces tienen una sobrecarga mental, un estrés psicológico que les produce mucha fatiga. Y a partir de los 40 empiezas a hacer un balanceo de las cosas que has logrado en tu vida, y muchas personas se sienten mal.

Disfrutar a los 40 Cómo enfrentarse con éxito a cumplir los cuarenta La llamada crisis de los cuarenta suele provocar inquietud. Sin embargo, es una magnífica oportunidad para hacer balance y descubrir lo que deseamos. Es tan amarga casi cual la muerte; mas por tratar del bien que ahí encontré, de otras cosas diré que me ocurrieron. Haber atravesado las cuatro primeras décadas de la vida suele significar, por lo general, que individuo ya ha tenido la oportunidad de haber establecido y consolidado una buena relación de pareja, de haberse alineado en una profesión y conseguido un mínimo de estabilidad económica, y acaecer tenido tiempo de formar una comunidad con hijos —si fuera el caso— que, por su edad, tienen cierta autonomía y no demandan todo nuestro tiempo y energía. Hay estudiosos que sostienen que la crisis de los cuarenta es una de las muchas conceptualizaciones del mundo occidental, por cuanto en muchos países y culturas no se experimenta como tal. Los occidentales solemos pensar en términos rígidos: La infancia —consideramos— es un periodo importantísimo en el que se han de llevar a cabo una serie de aprendizajes. Pero si no ocurre así, quedamos traumatizados y poco preparados para la fase adulta. La adolescencia —pensamos— es el cambio que todos los padres y madres esperan casi con terror, como si de una metamorfosis a una especie de estado abominable se tratara. Y, sin duda, la tercera edad es tenida como la etapa de nuestro declive y debilidad.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.