Connect with us

Amores

Descubrí el mundo secreto de los hombres crossdresser

Me gustaria conocer 950465

Por María Fernanda Arena farena minutouno. Te invitamos a conocer los detalles de un universo escondido a través de las vivencias de tres de ellos que dialogaron en exclusiva con minutouno. Eso sí, sólo por un rato. Para el exterior, son hombres que llevan una vida tradicional con esposa e hijos en la gran mayoría de los casos. Pero en la intimidad, disfrutan de ponerse una pollera y zapatos de taco alto, de pintarse los labios y, en especial, de sentir la sensación de unas medias de nylon sobre la piel. Allí los recibe Claudia Molina, una vestuarista y maquilladora que funciona como una suerte de hada madrina que les cumple sus fantasías.

Y desde una perspectiva de género que dé empoderamiento a la mujer. Empero estos términos existen y a veces son necesarios para visibilizar otros mundos posibles de vivir nuestra sexualidad, nuestros cuerpos, nuestra identidad. Consiste en el hecho de travestirse o adoptar la indumentaria propia del otro género en determinados momentos, generalmente de intimidad, y por diversión o disfrute sexual. Sin embargo, esta definición puede tener muchas variantes ya que se trata de una experiencia personal, no todos lo hacen por el mismo motivo tampoco lo viven igual. El objeto del CD también parece diferir de unas personas a otras, mientras algunos hombres hablan de diversión o disfrute de su parte femenina, otras personas hablan de fantasía o excitación sexual fetichismo travestista. Aunque el CD implica travestirse, es decir, adoptar vestimentas del otro género, no significa que sean travestis. A estos hombres no les gustaría estar 24 horas vestidos de madama, ni adoptan el rol social de mujer en su día a fecha la identificación con el otro género es sólo mientras dura la experimento de travestismo. Tampoco se sienten en un cuerpo equivocado como en el caso de la transexualidad, no quieren cambiar de sexo ni se hacen cirugías.

Todavía me han contactado bastantes esposas o parejas de hombres que practican Crossdressing». Si bien, muchas de ellas desconocen que sus maridos se visten con ropas femeninas en la intimidad, algunas lo sospechan, lo descubren o aun les ha sido revelado por ellos directamente. Las reacciones de ellas pueden ser muy variadas. Sin embargo, en un principio muchas pueden mostrarse reacias a aceptarlo. Las hay que piensan que han perdido a «su macho», a «su hombre», lo niegan y lo rechazan por completo. Otras intentan sobrellevarlo, pero no lo consiguen y un día deciden que no quieren seguir formando parte de ello ya respeten que su pareja practique el crossdressing no significa que les guste. Creo que no todas las mujeres pueden ni saben iniciar un acceso de crecimiento, junto a su esposo, en el mundo del crossdressing.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.