Connect with us

Chicas

Busco mujer joven estudiante o madre soltera ofrezco ayuda economica

Ofrezco pido higiene 595630

Voluntarias e impulsoras del proyecto cuentan a El Desconcierto su historia. María Patricia Romero, Icha —como la conoce todo el mundo—, tecleó el mensaje oportuno en el momento y el canal oportunos. Fue un día de principios de abril, cuando el coronavirus ya amenazaba con causar estragos, tal y como estaba sucediendo en otras partes. Icha tiene 34 años, es bioquímica y se dedica a la investigación en el sector textil. Entre dos o tres mujeres se encargaron de mapear la ubicación de todas las participantes, identificarlas y registrarlas una a una. Entonces optó por instalar centros de acopio en distintos espacios de la ciudad. Allí se mandan los materiales para que las mujeres los puedan recoger cerca de sus casas y, retornar una vez terminada la confección. La semana pasada recibió un correo del equipo coordinador del colectivo, pero esta vez, la invitación no era para confeccionar mascarillas.

El negocio de la prostitución se ha disparado con la crisis económica. Especialmente delicado es el caso de los jóvenes que venden su cuerpo para salir adelante. Hay que tener una formación», dice. Concha Borrell repite esa frase una y otra vez en sus clases de prostitución. Sus alumnas son seis chicas que quieren anatomía prostitutas. La lección empieza a primera hora de la mañana en un aula que Concha ha alquilado en el centro de Barcelona. Esta catalana de 42 años es terapeuta venéreo y prostituta desde hace ocho abriles. Las alumnas que van entrando al aula son chicas jóvenes, demasiado en algunos casos, con la experiencia con los hombres que una recién cumplida mayoría de edad te puede dar. También hay alguna mujer que sobrepasa los 40 y que la biografía les ha puesto en el acceso de la prostitución por una apremio económica.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.